Culture

5 Maneras en La Que Podemos Combatir La Anti-Negritud

Lead Photo: The Compton Cowboys march with protesters in a 'peace ride' for George Floyd on June 7, 2020 in Compton, California. Photo by Mario Tama/Getty Images
The Compton Cowboys march with protesters in a 'peace ride' for George Floyd on June 7, 2020 in Compton, California. Photo by Mario Tama/Getty Images

You can read this piece in English here. Translation by Debora Olalla.

La muerte de hombres negros desarmados a manos de la policía se ha convertido en una narrativa habitual en la vida pública, pero cada vez que nos enfrentamos a estas imágenes, se desentierran siglos de dolor que pesan sobre nuestra conciencia colectiva. Los latinos de color nos sentimos identificados con la lucha que los afroamericanos enfrentan ante la constante deshumanización que sufren por parte de las instituciones policiales de nuestro país. Es una lucha que a menudo compartimos en las calles, en los tribunales y en nuestros medios de comunicación. Pero nos equivocamos si creyéramos que podemos comparar las injusticias que hemos padecido.

La cultura de los Estados Unidos se ha construido sobre un racismo sistemático que fue diseñado para excluir y oprimir a los descendientes de africanos traídos a este país en contra de su voluntad. La anti-negritud no es solo profesada por individuos llenos de odio, sino que está incrustada en la percepción que se tiene acerca de las razas en los Estados Unidos, y se refleja en todas sus instituciones. Como latinos—que en realidad pertenecemos a una etnia, y no a una raza—a menudo luchamos para encontrar nuestro lugar dentro de la complejidad de este escenario racial, mientras nos enfrentamos a nuestros propios prejuicios y a la presión social de asimilarnos a la cultura blanca.

Al igual que otros grupos minoritarios que han llegado antes que nosotros, la supremacía blanca nos seduce con su promesa de prosperidad y felicidad—la puerta al sueño americano—mientras que nuestras propias historias culturales suelen borrar el legado de los afrodescendientes al pasado y al presente de la Latinidad. Así que en lugar de ver a este último episodio trágico de asesinatos policiales como una oportunidad para expresar nuestra solidaridad o hablar de nuestra lucha en común con los afroamericanos, tomemoslo como una oportunidad para reflexionar sobre el racismo en contra de la negritud en nuestras propias comunidades y tomar medidas concretas para descolonizar nuestras mentes, nuestras familias y nuestro entorno.

A continuación mencionamos algunas cosas que podemos hacer:

Educar a los miembros de nuestras familias sobre las raíces africanas en Latinoamérica

La historia afro-latina es la historia latinoamericana. En lugar de tratar al legado africano como un simple detalle ajeno o como una referencia histórica, debemos incorporarlo en nuestra narrativa. Y ese trabajo comienza en nuestros hogares. En vez de morderte la lengua cuando un miembro de la familia suelte un comentario racial inapropiado, habla y educa a los que te rodean.

Hay innumerables recursos que hablan sobre la historia de los afro-latinos en todo el continente, pero no tenemos que cavar muy hondo para encontrar figuras como el héroe revolucionario mexicano Vicente Guerrero, o Rosendo Mendizábal, el creador del tango argentino. A medida que nuestras familias empiezan a darse cuenta de que la cultura africana le ha dado forma y ha definido nuestras historias, empezamos a derribar los muros que separan a la latinidad de la negritud.

Aportar visibilidad a la comunidad afro-latina

Cualquiera que esté en posición de darle visibilidad a los afro-latinos—ya sea un curador de arte, un escritor, un programador de cine, un historiador oral, o simplemente un ser humano con acceso a redes sociales—puede jugar un papel importante y revertir siglos de invisibilidad y negligencia institucional. Usa tu voz y tu propio alcance, y abre un espacio para los afro-latinos en nuestra cámara de eco cultural.

Entrevista a un anciano afro-latino, haz que tus amigos y seres queridos conozcan la historia de Gaspar Yanga, o dedicale una exposición en una galería a las expresiones afro-latinas de todo el continente.

Apoyar a los cambios de política que podrían ayudar a combatir el racismo estructural en la policía

Es aquí donde la democracia se pone en práctica. En el último medio siglo, la población afroamericana ha crecido mínimamente, sin dejar de mostrar una fidelidad prácticamente inquebrantable hacia el partido demócrata. Esto ha logrado que los dirigentes políticos se enfoquen en recompensar su apoyo en lo justo y necesario sin poner en juego el status quo, en vez de escuchar atentamente a las necesidades de la comunidad.

Los latinos, en cambio, estamos destinados a convertirnos en el grupo de votantes más influyente en la política de EE.UU., y los poderosos de este país están escuchando lo que tenemos para decir. Es por eso que, a medida que vamos creciendo y levantando un interés político, debemos apoyar públicamente a los prácticas políticas que combaten el racismo estructural—desde las cámaras corporales, hasta la supervisión civil de la policía, y el control de las normas de “uso de fuerza”.

Aquí hay una lista informativa de políticas que podríamos adoptar en el futuro al utilizar la presión política adecuada.

Apoyar a las organizaciones y aquellos involucrados en la lucha en contra de la anti-negritud

En los últimos años, ​Black Lives Matter​ ha surgido como la principal expresión de la lucha moderna por los derechos civiles, pero este movimiento es más que un simple hashtag. Los grupos locales necesitan tanto nuestra presencia como nuestra contribución material.

Trabaja con otros militantes para organizar eventos que concienticen a los demás sobre la lucha contra la negritud e involucra distintas expresiones, ponte en contacto con el grupo más cercano de Black Lives Matter para que puedas afiliarte, o dona dinero a la causa. Sólo recuerda: Black Lives Matter se trata de las vidas de los negros. Es importante no confundir los problemas que los latinos que no son de color hemos tenido con la policía, con la lucha histórica de los negros contra la opresión.

Leer sobre la anti-negritud en las comunidades latinas

Que seas “consciente” no significa que tengas que dejar de aprender. Combatir la negritud que ya ha sido afianzada es un proceso constante y nunca debemos dejar de cuestionar nuestras propias suposiciones sobre el racismo dentro de nuestras comunidades.